Rejuvelac, las enzimas de la vida

¿Que son las enzimas?

Las enzimas son proteínas que no sólo hacen posible las reacciones químicas de nuestro organismo sino que las aceleran considerablemente.

Hay muchas enzimas implicadas en nuestros procesos vitales y se dedican principalmente a dos aspectos:

Catabolismo. Cuando comemos el cuerpo necesita descomponer estos alimentos en moléculas más pequeñas que sean asimilables. Gracias a las enzimas los hidratos de carbono se transforman en glucosa y las grasas en ácidos grasos.

Anabolismo Es el proceso de producción de moléculas propias a partir de la energía existente. Es decir sin enzimas no puede darse el proceso de producción de células, tejidos,hormonas, etc

Nuestro organismo posee 2500 tipos de enzimas, fijaros la importancia.

¿porqué son importantes?

Pues muy fácil, de poco sirve tener un cuerpo sano y libre de toxinas si no disponemos de enzimas que ayuden a todos esos procesos de nuestra vida. Un cuerpo con carencia de enzimas es un cuerpo que con total seguridad tiene problemas para descomponer y por tanto poder absorber muchos nutrientes.

Imagina que comieras los mejores productos ecológicos y con la mayor calidad posible pero no pudieras obtener lo que ellos contienen. Ese es el valor tan importante de las enzimas y sin una buena calidad enzimática de poco sirve que comamos sano.

En definitiva tener abundancia enzimática y de calidad es la base para construir el resto de procesos y órganos vitales sanos. Imaginaros la extrema importancia de estas aliadas vitales.

Es muy importante saber que a los 45 grados mueren las enzimas.

¿Que ocurre con los alimentos procesados, medicamentos y aditivos?

Sencillamente que matan las enzimas de nuestro organismo dificultando enormemente que se den los procesos normales en nuestro cuerpo. Por todo ello vamos a contaros como obtener una fuente enorme de enzimas de calidad en vuestra alimentación. De esta forma vuestro organismo bien seguro realizará sus funciones de una forma muy eficiente.

Cómo saber si tus enzimas son escasas o no realizan bien los procesos del organismo.

De entre todas las enzimas que dispone nuestro organismo hay algunas que son vitales en los procesos diarios del cuerpo. Si sientes alguno de los trastornos que vamos a enumerar probablemente tengas una mala actividad enzimática.

  • Trastornos digestivos (acidez, flatulencia, hinchazón, etc).
  • Trastornos del sistema inmunológico, como defensas bajas o enfermedades relacionadas con este.
  • Patologías vasculares como arteriosclerosis.
  • Trastornos inflamatorios como artritis, reuma, bronquitis, sinusitis, etc..
  • Cáncer o terapias agresivas contra el cáncer como la quimioterapia.
  • Síntomas conductuales como niños con autismo.
  • Trastornos intestinales como estreñimiento, diarreas, etc
  • Alergias alimentarias como celiaquías, helicobacter Pylori, etc..

¿Que es el rejuvelac?

También se llama agua enzimática o agua de la vida. El rejuvelac es un agua repleta de enzimas naturales.

Se obtiene al reposar en agua legumbres y cereales vivos hasta que inicie el proceso de germinación. Estos cereales vivos, repletos de enzimas al entrar en contacto con el agua liberan estas enzimas para comenzar su proceso de vida, es decir, germinar.

Las enzimas de los cereales y plantas ayudan a germinar la planta en presencia de agua, y nosotros vamos a aprovechar este agua llena de vida.

El rejuvelac por tanto es la vida de los cereales, vamos a beber su elixir de vida.

¿cómo hacer rejuvelac casero?

Para hacer rejuvelac o agua enzimática necesitamos:

  1. Poner en un bol una taza de cereales integrales, ya sea trigo, centeno, cebada o avena.
  2. Cubriremos ese bol con agua y lo dejaremos toda la noche.
  3. Al día siguiente colamos desechando ese agua y lavamos los cereales bajo un colador.
  4. Colocamos los cereales en un bol tapado con una tela y regaremos o pulverizamos agua durante un par de días hasta que los granos comiencen a germinar.
  5. Una vez asome el germen se coloca en un recipiente y se ponen 3 partes de agua por 1 del cereal germinado.
  6. Se tapa con una tela y se deja reposar 3 días en un lugar oscuro hasta obtener un agua turbia.
  7. Se cuela y obtendremos un agua turbia con sabor algo ácido. Ya tenemos nuestro rejuvelac.
  8. Las semillas germinadas puedes volver a usarlas con agua limpia una vez más.
  9. El Rejuvelac podemos conservarlo en la nevera mientras lo vamos tomando.
  10. También podéis hacer yogur casero o queso con el rejuvelac como en este vídeo

También te aconsejamos por experiencia directa tomar un aporte enzimático natural diario y comprobar si mejoran tus procesos internos. Desde como eliminar toxinas te aconsejamos este complemento en formato 120 cápsulas,  240 cápsulas o 360 cápsulas

Ahora ya sabes como aportar el elixir de la vida a tu organismo, si te ha gustado te invitamos a compartirlo.

¡Las enzimas nos dan la vida!

¡Cuídalas!

Share

Deja un comentario

3 + = 13

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share