Propiedades desintoxicantes del agua de mar

Agua de mar

Los océanos ocupan el 71% de nuestro planeta y en él todavía esconden muchos secretos para el hombre.

En las aguas de mar de encuentran en mayor o menor medida todos los elementos químicos existentes en la vida.
Forma un ecosistema inmenso y sin él, que nos sería imposible vivir. Las teorías evolucionistas dicen que venimos de él.

Casualmente la composición del agua del mar es muy similar al medio dónde se desenvuelven nuestras células.

De todos es conocido y experimentado los beneficios que nos produce un día en el mar:

  • Es el mejor aliado contra el estrés.
  • Tiene efecto desinflamatorio.
  • Es un increíble cicatrizante.
  • Es un enorme aliado para tratar artritis y artrosis.
  • Limpia los pulmones ya que la brisa marina no contiene polen ni polvo ni ácaros.
  • Ayuda a personas con problemas de la piel como psoriasis, eccemas, dermatitis.

Pero en este artículo no vamos a hablaros de las propiedades externas sino de las internas que son algo más desconocidas.

¿Por qué es beneficiosa?

El agua de mar ha sido usada para curar enfermedades desde tiempos remotos. Existen referencias sobre terapias con agua de mar incluso antes de cristo pero fué el Dr René Quiton quien estudió a fondo el agua de mar como terapia.

Este doctor descubrió que las enfermedades son en profundidad una intoxicación del medio interno a nivel celular. Las células para poder desarrollarse necesitan un medio equilibrado y este medio es muy similar al agua de mar.

A partir de sus estudios y éxitos se vendió un producto llamado “plasma de Quinton”. Hoy en día se sigue comercializando en EEUU y en España bajo el nombre de “plasma marino hipertónico“. Se utiliza para regenerar el medio celular frente a diversas enfermedades.

La medicina china lleva usando el agua de mar de forma terapéutica desde hace mas de 4000 años.

Otra alternativa es consumir agua de mar embotellada o cogerla de un lugar limpio. La diferencia es la garantía de la ausencia de contaminación. No es lo mismo tomar agua de mar de una ciudad que de un lugar donde sus aguas no están contaminadas. No os aconsejamos tomar agua de mar de playas cercanas a centros industriales o masificados por construcciones.

Aquí están las opciones de agua de mar que pueden comprarse.

Beneficios del agua de mar.

Alcalinidad.

Uno de los mayores beneficios de ingerir agua de mar es que alcaliniza el organismo y como ya sabemos las enfermedades suelen desarrrollarse en medios ácidos. Los medios alcalinos dificultan enormemente el desarrollo de patógenos. Por tanto beber agua de mar reduce considerablemente las infecciones y enfermedades,

Oligoelementos.

Es una grandísima fuente de oligoelementos cuya carencia está estrechamente relacionada con la aparición de desequilibrios biológicos y aparición de enfermedades.

Entre otros posee cloro, sodio, magnesio, azufre, calcio, bromo, estroncio, hierro, fósforo etc..

Regulador del medio celular.

Como ya os hemos contado las células afectadas por enfermedades tienen un medio desestructurado que se regula con la ingestión del agua de mar.

Dentrífico y colutorio.

Por su alto poder bactericida resulta muy útil para lavar o enjuagar la boca para liberarla de bacterias que puedan provocarnos problemas bucales. Los componentes del agua de mar actúan como el mejor y más natural limpiador bucal que existe.

Cicatrizante y poder antibiótico.

Al igual que conocemos el gran poder de un baño de sal para curar heridas lo mismo ocurre cuando ingerimos a nivel interno. El agua de mar ayuda a cicatrizar y reparar procesos inflamatorios internos.

Acidez estomacal.

Debido a su alcalinidad y poder reparador es un gran corrector de la acidez estomacal.

Complemento para dietas desitoxicantes.

Por su gran poder saciador también resulta muy útil en otras dietas desintoxicantes dónde necesitamos ingerir menos alimentos y nos produce hambre. El agua de mar tiene un efecto calmante evitando así las molestias que produce un cambio de dieta.

La clave está en la dosis.

El agua tiene una concentración de sales de 36 gramos de sal por litro de agua y nuestro medio interno celular tiene 9 gramos por litro. Si nos la tomamos tal cual la encontramos en la naturaleza, nuestra concentración de sal sube tanto que los tejidos del cuerpo deben liberar agua para que la proporción de sales del agua que hemos tomado vuelva a ser de 9 gramos por litro. Esto produce diarreas y a la deshidratación.

Por lo tanto para beneficiarnos de sus propiedades terapéuticas debemos reducir considerablemente la dosis.

¿dónde cogerla? 

Preferiblemente se ha de coger en mar abierto o zonas rocosas dónde el agua se ve sometida a más oxigenación y limpieza. Debemos evitar zonas muy agitadas dónde el agua arrastre sedimentos del fondo marino.

Pero debemos usar el sentido común y alejarnos de zonas pobladas. Si la vamos a coger en una playa debemos introducirnos al menos hasta que cubra e introducir una botella de cristal a unos 30 centímetros de la superficie.

Una vez en casa dejaremos la dejaremos en un lugar estático durante 6 horas y volcaremos sobre otra botella sin echar todo el contenido ya que en el fondo habrán sido decantadas posibles impurezas y residuos.

Almacenarla en un lugar oscuro, fresco y seco.

Si optas por comprarla pásate por la tienda dónde hemos recogido los mejores productos

Os adjuntamos un vídeo de cómo cogerla.

¿cómo puedo tomarla?

Partiendo que el agua de mar posee 36gr de sal por litro frente a los 9 de los medios celulares disolviendo 1 parte de agua de mar en 3 partes de agua mineral o zumos equilibramos la dosis nuevamente a 9.

Así que para tomar agua de mar o bien se compra en forma isotónica o bien se diluye en una proporción de 1/4 por litro de agua o bebida.

Para comenzar a experimentar bastaría con tomar un tapón de agua de mar por un litro de agua o zumo. Si nos sentimos mejor podemos aumentar la dosis hasta 1/4 por litro.

También existe de forma líquida para cocinar.

Precauciones

Solo se debe evitar tomar cuando tienes problemas o enfermedades por excesiva ingesta de sal, o tienes alguna intolerancia al agua de mar.

Se aconseja comenzar con pequeñas dosis e ir experimentando con mayores dosis.

 

Deseamos os haya sido de interés

Os invitamos a compartir con vuestros seres queridos ¡El mar es salud!

 

 

Share

Deja un comentario

9 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share