La cura tibetana del ajo

La cura tibetana del ajo es una antigua receta tradicional creada por monjes budistas del Tíbet. Se basa en una receta a base de ajo con una dosificación muy precisa aunque increíblemente sencilla.

Durante el proceso pueden surgir erupciones o granos en la piel, dolores de cabeza o molestias estomacales que nos muestran que el proceso depurativo está llevándose a cabo exitosamente.

Se recomienda beber abundante agua durante el tratamiento depurativo de la cura tibetana del ajo, pues esta nos ayudará a eliminar más rápidamente las toxinas.

Muchísimas enfermedades se originan por un exceso de toxinas en nuestro organismo por lo que esté método depurativo es un excelente preventivo para lograr una buena salud.

Se recomienda realizarla una vez cada 5 años.

Beneficios

  1. Mejora el sistema inmunológico.
  2. Ayuda a eliminar el colesterol.
  3. Muy eficaz contra la hipertensión.
  4. Mejora la circulación sanguínea.
  5. Potencia el consumo de grasas ayudándonos a perder peso.
  6. Combate cualquier tipo de enfermedad infecciosa.
  7. Ayuda a combatir resfriados, gripes y enfermedades respiratorias.
  8. Mejora el funcionamiento del hígado y potencia el sistema depurativo del organismo.
  9. Mejora el funcionamiento de los riñones y combate la retención de líquidos.

Contraindicaciones

La cura tibetana del ajo no está recomendada para:

  1. Personas con enfermedades del sistema digestivo, úlceras o irritaciones gástricas
  2. Personas que tomen anticoagulantes.
  3. Intolerantes al ajo crudo.
  4. Niños y embarazadas.

Preparación de la cura tibetana del ajo

Ingredientes:

  • 350gr de dientes de ajo.
  • 250 ml de aguardiente o alcohol de 70 grados de uso interno.

Preparación:

  1. Pela los ajos crudos y mézclalos con el aguardiente o alcohol en un recipiente metálico o cristal.
  2. Pasa la batidora hasta que obtengamos una mezcla tipo zumo.
  3. Reposar en el frigorífico en un tarro hermético durante 10 días (tendrá un color verdoso).
  4. Pasar el preparado por una gasa o colador de tela ( si no tienes puedes usar gasas esterilizadas colocadas sobre un colador metálico) e introdúcelo en un gotero dosificador.
  5. Consérvalo en el frigorífico.

Protocolo de uso

Como veis la dificultad, por así llamarlo, de la cura tibetana del ajo no reside en la preparación sino en el protocolo de uso. Para que sea efectiva debe tomarse conforme a las pautas que os describimos en el siguiente cuadro y que os recomendamos imprimir y colocar en vuestro frigorífico para llevar un control de las tomas.

Se puede tomar directamente sobre la lengua o si te parece muy desagradable puedes añadirlas a un vaso de agua o zumo natural.

Se aconseja tomarlos 10 minutos antes de ingerir alimentos en desayuno, comida y cenas.

Si te surgen más dudas escríbenos para consultarnos.

Anímate y prueba esta maravillosa y ancestral cura.

El ajo es un gran aliado para nuestra salud!! Siéntete sano!

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

50 − 49 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share